Atención al cliente: Las 5 cosas que más odian los clientes

La falta de comunicación puede ser mortal para un negocio, puede enterrar el negocio para siempre, por no hablar de un mal feedback. Los clientes dan avisos de distintas formas, eres tú, el empresario, el que debe interpretarlas correctamente. Pero, lamentablemente, no todos saben hacerlo, por ello sus negocios van muriendo lentamente.

  1. Atención lenta

No hay nada que más odie el consumidor que tarden en atender un problema que le está causando una ansiedad considerable o dolores de cabeza. El consumidor se tiene que sentir querido, si no lo valoras, consiguiendo que tarden en atenderle, lo perderás para próximas compras. Recuerda, el consumidor siempre se acuerda de las malas experiencias.

  1. Mentir

Creo que a nadie les gusta que les mientan, a los consumidores que han pagado por un producto o un servicio, les gusta menos. Esto suele ocurrir cuando se anuncian precios o productos con letra pequeña o sin decir toda la verdad, pero sin mentir, simplemente omitiendo ciertas características. Pues bien, aunque no le hayas mentido, el cliente se siente ofendido y creerá que te has reído de su inteligencia.

  1. No resolver el problema

Si después de dar muchas vueltas y hablar con un trabajador no resuelves su problema, su enfado sólo va a incrementarse. No hay peor insatisfacción que no resuelvan un problema que no es tuyo y que se escapa de tu esfera de control. Resuelve los problemas de los consumidores si no quieres una mala fama.

  1. Incomprensión

Muchas veces verás clientes que vienen con un problema que no es de tu incumbencia, pero pedirá explicaciones y exigirá responsabilidad. Normalmente, los verás irritados o altamente enfadados, pero deberás conservar la calma e intentar comprenderles dándole otra solución que ellos esperan.

Si, aun así, no conseguís solucionar el problema, lo mejor sería que el trabajador remitiese la incidencia a un superior, respetando la jerarquía e intentando brindar al cliente una mejor atención.

  1. Ausencia de vías suficientes

Debes contemplar todas las vías que posibiliten la comunicación entre el cliente y tu empresa, cualquiera sea el lugar donde se encuentre el cliente. Ciertas personas prefieren contactar mediante vía telefónica, ya que prefieren una atención más personal, otras por vía e-mail. Cuidado con el servicio e-mail que ofertéis porque, por experiencia, las empresas suelen atender de forma tardía a los clientes a través de este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *